Maìlaga Claìsica 09.jpg

30 DE MAYO 19.00 H

El virtuoso y el diablo

Niccolò Paganini (1782-1840), ‘Centone di sonata’, Op.64, MS 112, para violín y guitarra, Sonata No.1 en la menor, Sonata No.4 en la major

ERZHAN KULIBAEV violín / DAVID MARTÍNEZ guitarra

Giuseppe Tartini (1692-1770), Il trillo del diavolo en sol menor, B.g5, para violín y cuarteto de cuerda

KOH GABRIEL KAMEDA violín / IRENE ORTEGA violín / MARÍA DEL MAR JURADO JIMÉNEZ violín / LAURA ROMERO ALBA viola / TILMAN MAHRENHOLZ violonchelo

 

Selección de arias del repertorio de la opera italiana, para soprano y piano

MARIOLA CANTARERO soprano / MERCEDES ENCISO piano

Louis Spohr (1784-1859), Sexteto de cuerda en do mayor, Op.140

JESÚS REINA violín / ANNA MARGRETHE NILSEN violín / RUMEN CVETKOV viola / LAURA ROMERO ALBA viola / GABRIEL UREÑA violonchelo / TILMAN MAHRENHOLZ violonchelo

Muchos adjetivos pueden describir la música de Paganini; exuberante, poderosa, juguetona, lírica... Haber visto tocar al llamado ‘diablo’ del violín debió ser indescriptible. El público estaba tan impactado por sus actuaciones, su técnica y un virtuosismo que iba más allá de todo lo que habían presenciado, que no creían lo que veían y escuchaban.

 

Paganini decía que el violín era su amante pero la guitarra, su dueño. En su música se aprecia una clara influencia de la ópera italiana, mientras que en la de Spohr cobra vida una mayor riqueza de sonidos.

 

Este último inventó la barbada (pieza del violín sobre el que se coloca la barbilla) y las letras de ensayo, al igual que popularizó el uso de la batuta del director. Spohr aportó mucho al desarrollo de la interpretación del violín y en algunos momentos tuvo tanta notoriedad como Beethoven.

PRECIO 15€ ÚNICO (NO DESCUENTOS)